logoheadervidafit-1
user5-1

¡Pequeños cambios, grandes diferencias!

Alimentación y Nutrición

Existen muchos mitos con respecto a comer saludable. Muchas personas piensan que cambiar sus hábitos alimenticios es un proceso complicado, costoso y radical.  Nada más alejado de la realidad que eso, solo con las ganas y la motivación de querer cambiar y mejorar hábitos, haciendo pequeños cambios, se lograrán grandes resultados.

No todas las personas son iguales, de hecho, un gran porcentaje de la población, por hacer dietas extremas o cambios abruptos en su alimentación, fracasan en su meta al sentir ese cambio tan radical en su alimentación.

Para este tipo de personas, lo que mayormente se recomienda, es ir dando pequeños pasos, que sin duda alguna, cada vez te acercarán más a tu meta. Esos pequeños cambios, son la sustitución de ciertos alimentos pocos saludables, por su versión más saludable, sin necesidad entonces de eliminar por completo el alimento es cuestión.

Si este es tu caso, y estás interesado en mejorar hábitos alimenticios, y no sabes por dónde empezar, o eres de los que más ha intentado cambios bruscos y no logras llegar a tu meta, pues te dejo algunas sustituciones que puedes ir haciendo en tu alimentación que sin duda ayuda te sacaran de donde estás y darás un paso hacia adelante para llegar a tu meta.

  • Si comes pan blanco, sustitúyelo por pan integral.
  • Si comes pan todos los días, empieza a consumirlo solo 3 veces a la semana.
  • Si eres de los que no estás acostumbrado a comer tomando agua, sino algún tipo de bebida azucarada o jugo de fruta, pues empieza a comprar bebidas cero calorías, como aguas saborizadas o infusiones naturales.
  • Si tomas jugos naturales con azúcar, consúmelos primeramente con edulcorante, y luego elimina por completo cualquier tipo de endulzante, para más adelante eliminar los jugos y sustituirlos por frutas enteras.
  • Si consumes harinas procesadas, como harina de trigo, cámbiala por harina de avena.
  • Si eres más de snacks, revisa aquellos que en etiqueta reporten menos de 100 mg de sodio por porción y que en ingrediente no reporten glutamato mono sódico.
  • Si tomas refresco, ponte como meta solo tomarlo 3 veces a la semana y su versión sin calorías.
  • Si eres de los que consume más carnes rojas de pollo y pescado, deja las carnes rojas entonces para el fin de semana.
  • Si te gustan mucho los dulces, déjalos solo para el fin de semana.

Luego de haber leído todas estas sustituciones que puedes ir haciendo para mejorar tu alimentación, empieza desde ya a aplicarlas, sin duda alguna tu organismo las va a agradecer y empezarás a notar los cambios, tanto por dentro como por fuera. Recuerda: ¡Pequeños cambios lograrán grandes diferencias!

 

Más artículos que te pueden Interesar